¡NUNCA HABLE CON LA POLICIA!

CONOZCA SUS DERECHOS

Cuando un policía u oficial de las autoridades del orden quiera hablar con usted, la mayor parte del tiempo es porque están llevando a cabo una investigación criminal con la intención hacer un arresto. Lo que más le conviene es no cooperar ni hablar con la policía, a menos que usted sea la víctima de dicho delito. De hecho, usted tiene el derecho Constitucional de la 5ª Enmienda de permanecer en silencio. La Quinta Enmienda dispone que "ningún individuo será forzado en ningún caso penal a testificar en su contra". ¡Ejerza su derecho en todo momento!

Si un policía se acerca a usted en la calle o cuando esté entrando a su auto, le puede preguntar al policía," ¿Me puedo ir? "Si el policía dice "sí," usted se debe ir.

Sin embargo, si él dice "no," entonces usted deberá considerarse sospechoso y es en este momento en el que usted debe ejercer su derecho a la Quinta Enmienda de permanecer en silencio. No trate de hablar con la policía para convencerle que no lo arreste. Lo van a arrestar si tiene una causa probable para hacerlo. Estar consciente de sus derechos y no hablar con las autoridades del orden lo puede proteger a usted y a la solidez de su defensa en caso de que se presenten cargos en su contra. Al no hablar con la policía, usted le da a su abogado defensor penal una mejor oportunidad para preparar una defensa efectiva a su favor.

¿Lo han arrestado o está bajo investigación?
¡Comuníquese con Stephen G. Rodríguez & Partners para hablar sobre su caso!

RAZONES POR LAS CUALES USTED NO PUEDE HABLAR CON LA POLICÍA

Es probable que usted haya visto casos en las noticias en los que los sospechosos fortalecen el caso de la fiscalía al dar demasiada información. Cuando hable con la policía, usted se arriesga a confesar o simplemente a darles información que pueden usar en su contra para imputarle el cargo por un delito. Aun cuando usted no piense que lo que les está diciendo sea importante, lo mejor es permanecer en silencio. En términos más sencillos, el hablar con la policía no le puede ayudar.

Usted se encuentra en desventaja cuando habla con la policía. Ellos están entrenados para obtener admisiones y confesiones de la gente. Usted debe saber lo siguiente:

  • Lo que usted le diga a la policía cuando ésta lo detiene PUEDE usarse en su contra.
  • Los policías pueden tratar de confundirlo o engañarlo para que usted se auto incrimine.
  • Los oficiales de policía pueden malentender lo que usted diga, intencionalmente o por accidente.
  • Usted puede admitir que sabe algunos hechos que se pueden usar para probar su intervención en o conocimiento de un delito.
  • Algunas personas sienten la necesidad de mentirle a la policía durante la entrevista lo cual puede ponerlas bajo sospecha, y posteriormente afectarle su credibilidad (que es en lo que se basa un juez o un jurado para creerle a usted).
  • El oficial de policía puede ponerle palabras en la boca y decir que usted dio declaraciones que lo incriminan, cuando en realidad usted no lo hizo.
  • La policía no tiene la autoridad para hacer tratos con usted ni darle indulgencia. Eso depende del fiscal.
  • Aun cuando usted crea que es culpable, no hay necesidad de que se apresure a hacer una confesión.
  • Las circunstancias pueden cambiar y un abogado defensor penal conoce las leyes o detectar errores en su caso que se pueden usar en una fecha posterior para que se le reduzcan o desechen los cargos.
  • Aun cuando usted crea que es inocente, se pueden malinterpretar los hechos; usted puede decir una mentira blanca, y decir algo que es posible que se use en su contra si usted decide hablar.

SITUACIONES COMÚNES QUE PUEDEN USAR LAS AUTORIDADES DEL ORDEN

Las entrevistas con la policía están destinadas a obtener solamente una cosa: una CONFESIÓN. La mejor respuesta que le puede dar a un oficial de policía cuando lo quieran entrevistar es pedir hablar con un abogado o simplemente no decir nada. Algunas de las situaciones más comunes que usa la policía para entrevistar a individuos que se consideren sospechosos son:

Disculpa En este caso el oficial de policía le dirá al sospechoso que debe pedirle disculpas a la víctima con el fin de llevar a cabo investigación. El policía le pedirá al sospecho que le escriba al juez una carta de disculpa en la cual incluya todos los detalles del crimen. El oficial le dice al sospechoso que también le presentará la carta al juez. Cuando el sospechoso haga esto, esencialmente le está proporcionando al oficial toda una confesión de su delito. Tener una confesión como ésta le proporciona al fiscal un caso demasiado fácil para condenarlo.

Su Versión - En esta situación el oficial le dice al sospechoso que quiere llevar a cabo una investigación y para hacerlo, necesita incluir la versión que el sospechoso tiene de los eventos. El policía tranquiliza al sospechoso al sugerirle que todo va a estar bien una vez que dé su versión de los hechos. Éste no es el caso. El oficial comparará la versión del sospechoso con las pruebas recopiladas previamente. Es probable que el oficial encuentre que la versión del sospecho está llena de huecos, admisiones e incongruencias que posteriormente se pueden usar en su contra.

Mentiras - En esta situación el oficial le pide al sospechoso su versión de los hechos. Alienta al sospechoso a que siga hablando y la mayoría de los sospechosos continúan hablando porque están nerviosos y piensan que con hablar con el oficial y darle una versión creíble se podrán zafar de la situación y evitar ser arrestado. Entonces el oficial le responde diciéndole al sospechoso que sabe que está mintiendo porque tiene testigos que contradirán al sospechoso. El oficial puede estar mintiendo y básicamente está poniendo al sospechoso a prueba. Los oficiales de policía tienen permitido mentirle al sospechoso. Es parte de su técnica de entrevista. El sospechoso es intimidado por la respuesta del oficial, se derriba y comienza a dar confesiones del crimen o de su intervención en el crimen.

SOLAMENTE PROPORCIONE INFORMACIÓN DE IDENTIFICACIÓN

Aunque cualquier persona a la que se le esté interrogando debería permanecer en silencio, hay algunas cosas que debe hacer cuando le haga preguntas la policía. Por ejemplo, cuando lo detengan, debe proporcionarles a los oficiales de las autoridades del orden su información personal de identificación como su nombre, fecha de nacimiento y su dirección. Sin embargo, no tiene que decir más que eso. Ejerza sus derechos y simplemente diga que ya no desea hablar si no tiene a un abogado presente.

CÓMO DEBE EJERCER SUS DERECHOS

La Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos le da el derecho de permanecer en silencio y de no incriminarse. Deberá ejercer este derecho y nunca, ni bajo ninguna circunstancia, debe hablar con un oficial de policía.

  • Invoque su derecho a la 5ª Enmienda al decir que no desea hablar sin consultar primero con un abogado.
  • NO esté de acuerdo en dar una entrevista.
  • NO trate de hacer ningún trato con un policía.
  • NO haga ningún comentario ni dé ninguna declaración.

ABOGADOS DEFENSORES PENALES CON EXPERIENCIA

Stephen G. Rodriguez & Partners están disponibles para responder inmediatamente a su llamado pidiendo ayuda. Si una oficial de policía, alguacil del sheriff, detective, o Agente Federal desea hablar con usted, llame inmediatamente a Stephen G. Rodriguez & Partners. Nosotros hemos ayudado con éxito a muchos de nuestros clientes en este tipo de asuntos.