ALTERACIÓN DEL ORDEN PÚBLICO

A diferencia de otras leyes de California, la ley sobre la alteración del orden público en California cubre una gran variedad de actividades aparentemente no relacionadas entre sí, entre las que se incluye el mendigar, merodear un área con fines delictivos (loitering), prostitución, embriaguez en la vía pública y ocupación ilegal de un inmueble (squatting). Hay quien dice que la ley sobre la alteración del orden público existe para brindar a la policía una forma legal de efectuar un arresto cuando le importune o le fastidie el comportamiento de esa persona. Esa puede ser una de las razones por las que miles de personas son arrestadas cada año en el área de Los Angeles por hacer cosas que, a criterio del oficial que efectúa el arresto, es alteración del orden público.

A pesar de que la alteración del orden público es simplemente un delito menor, esto crea un historial de delincuencia para el acusado. Cada vez que se investiguen el historial y antecedentes de una persona por motivos de empleo, aparecerá dicha condena. Debido a que la ley de California sobre alteración del orden público puede interpretarse en términos muy generales, es importante hacer que un abogado penalistadefensor con experiencia revise las circunstancias que rodean al arresto y determine si de hecho se ha cometido un delito o no. Los abogados del Bufete Jurídico de Stephen G. Rodriguez & Partners cuentan con la experiencia que se requiere para estudiar un cargo de alteración del orden público desde todos sus ángulos y procurar que, de ser posible, se sobresea la causa (que se deseche el cargo), o si no, que se reduzcan los cargos.

Ley de California

La ley referente a la alteración del orden público está codificada en el Artículo 647 del Código Penal de California. La alteración del orden público es en sí un delito menor “de amplio alcance” que corresponde a una gran variedad de actividades distintas, incluyendo las siguientes:

  • Conducta lasciva en público - Tocarse a sí mismo, o tocar a otro, los genitales, nalgas o senos con el fin de obtener placer o para molestar a otra persona (por ejemplo, una persona que tiene la mano sobre sus genitales mientras hace insinuaciones o comentarios provocativos a la gente que pasa, podría ser arrestada por alteración del orden público)
  • Merodear con fines delictivos cerca de un baño público con el propósito de tomar parte en un acto lascivo o ilícito (por ejemplo, alguien que espera en la entrada de un baño para hombres en el aeropuerto de Los Angeles con el fin de abordar a otra persona y pedir u ofrecer sexo podría ser arrestado por alteración del orden público)
  • Prostitución – todo aquel que solicite u ofrezca, o que esté de acuerdo en participar con otro en un acto de prostitución
  • Mendigar, limosnear
  • Ocupación ilícita de un inmueble – vivir en un inmueble o cualquier otro sitio sin permiso del dueño
  • Embriaguez en la vía pública – encontrarse bajo los efectos del alcohol o de las drogas en un sitio público al punto de que la persona constituya una amenaza para su propia seguridad o para la de otros y/o se encuentre obstruyendo el paso en la vía pública
  • Merodear sin un propósito legítimo – el estar parado o deambulando cerca o alrededor de la propiedad de un tercero sin tener ningún propósito legítimo para ello
  • Fisgonear o espiar a través de una ventana – Asomarse a través de una ventana o una puerta en una estructura privada mientras se encuentra uno merodeando en el área sin razón (por ejemplo, a un “mirón” se le pueden imputar cargos de alteración del orden público)
  • Fisgonear por medios electrónicos – asomarse a través de un agujero o cualquier orificio a una recámara, camerino de bronceado, probador o cualquier otra área privada, utilizando algún dispositivo además de la simple vista (por ejemplo, una cámara o binoculares).

Sanciones y Condenas

En California, los delitos de alteración del orden público son delitos menores. Los castigos por una primera condena de alteración del orden público son: una pena de cárcel de condado de hasta 180 días y/o diversas multas. Es muy poco probable que una primera condena dé como resultado el encarcelamiento, pero si las circunstancias son severas y/o el acusado es reincidente (ha repetido este delito) una condena por alteración del orden público podría acarrear un tiempo considerable en la cárcel y/o servicio a la comunidad. Un abogado penalista defensor experimentado puede dirigir la atención del fiscal y del juez a las cuestiones positivas y virtudes del acusado, y expresar todas las razones por las que las sanciones por este delito deben ser lo más leves y limitadas como sea posible.

Abogados Penalistas Defensores Dinámicos y Experimentados

Me llamo Stephen G. Rodriguez, y he representado a muchos clientes que enfrentaban cargos por alteración del orden público. He protegido los derechos y la libertad de mis clientes en forma dinámica y agresiva, proporcionándoles la mejor asesoría y defensa legal disponible. Cuando represento clientes que han sido arrestados por alteración del orden público, me esfuerzo por proporcionarles información precisa y correcta, por comunicares claramente cuáles son sus opciones y por responder a todas sus preguntas. Mi meta es hacer de este proceso algo menos frustrante para ellos. Quiero que mis clientes se sientan informados y seguros acerca de las decisiones que tomen. Comuníquese conmigo para que hablemos de su caso inmediatamente.